KINNEMED

Cuida a tus trabajadores Cuida a tus trabajadores

Tipos de riesgos laborales

Debemos ser conscientes de los riesgos que pueden ocurrir durante la jornada laboral, es muy importante, que dentro de las obligaciones que debe cumplir la empresa sea la de velar por la salud y seguridad de sus colegas. Esto -además de que se exige por el Ministerio del Trabajo- ayuda a crear fidelidad y liderazgo por parte de los trabajadores hacia sus jefes.

Salud en el trabajo, héroes

Aquí en Kinnemed les queremos compartir los 7 tipos de riesgos laborales que debemos tener en cuenta para evitar que nuestro grupo de héroes se enfermen por los riesgos que corren al trabajar:

Riesgos físicos

Dentro de estos tipos de riesgos podemos encontrar:

  • El ruido muy elevado puede afectar a nuestros colaboradores, afectando en primer lugar al oído externo, para que después nuestro oído medio perciba las ondas de emitidas (en este lugar se ubica nuestro tímpano, pudiendo dañarlo). Más adelante, estas ondas pasan por una cadena de huesillos para que por medio de unas células capilares nuestro cerebro reciba estas señales. El riesgo es que si el ruido es demasiado fuerte, nuestras células capilares se activan y pueden provocar una pérdida de la capacidad auditiva.
  • Las vibraciones generadas por el trabajo con maquinaria puede provocar dolores abdominales y digestivos, dolores de cabeza, además de afectar a la columna vertebral.
  • La poca iluminación ocasiona fatiga y accidentes en el trabajo. Es por eso que se aconseja utilizar niveles adecuados de luz.
  • Trabajar en temperaturas altas o bajas (además de la humedad) puede ocasionar dolores en nuestros trabajadores. Se recomienda estar en una temperatura entre 21ºC y 50% de humedad.
  • Las radiaciones ionizantes son ondas electromagnéticas que no la percibimos pero que pueden alterar el estado físico de una persona. Los efectos son a largo plazo.

Riesgos Químicos

  • El contacto con cualquier ser vivo o vegetal que tenga altos niveles de bacterias puede provocar que un trabajador corra el riesgo de enfermarse por enfermedades producidos por virus, hongos, parásitos, etc. Se recomienda vacunar a los trabajadores como prevención.

Riesgos Biológicos

  • Las enfermedades producidas por los virus, bacterias, hongos, parásitos son debidas al contacto de todo tipo de ser vivo o vegetal. Para evitarlas se recomienda tener un control de las vacunas y sobretodo protegerse con el equipo adecuado.

Riesgos Ergonómicos

  • Posturas inadecuadas, levantamiento de mucho peso y el movimiento repetitivo puede ocasionar daños físicos y molestias en el trabajo. Los riesgos ergonómicos ocupan un 60% de las enfermedades laborales, por eso se recomienda trabajar de la forma adecuada y con una buena posición, en el caso de realizar trabajos físicos es necesario estirar los músculos y las articulaciones para evitar lesiones.

Riesgos Psicosociales

  • El estrés, la fatiga, la monotonía, la fatiga laboral...estos factores afectan a todos en cualquier momento de la vida laboral, por eso se recomienda respetar las horas de trabajo y no excederse demasiado. Un buen ambiente laboral y tener descansos de 15 minutos después de trabajar 6 horas continuas ayudan mucho

Riesgos Mecánicos

  • Este tipo de riesgos se ven reflejados a trabajos en altura, superficies inseguras, un mal uso de las herramientas, equipos defectuosos. Debemos asegurarnos siempre de revisar la maquinaria en la que trabajamos para evitar posibles incidentes.

Riesgos Ambientales

  • Ser prudentes y precavidos con los cambios climáticos, estos factores no se pueden controlar pero debemos tratar de no esforzarnos si pasa algo imprevisto.

 

Fuente: Coordinaciónempresarial.com